Uno de los tratamientos más importantes y en lo que se especializa la Clínica Dermolaser es la eliminación de las venitas rojas que tanto molestan estéticamente y que afean las piernas, de tal manera, que muchas mujeres rechazan ponerse falda, por el problema estético que padecen.

Consiste en la dilatación permanente de una vena, causándola ineficiencia del retorno de la sangre al corazón.

Las más habituales aparecen en las piernas.

Para diagnosticar el tipo de tratamiento a seguir y descartar problemas importantes de salud, realizamos un estudio previo llamado ECO DOPPLER.

Hoy en día y gracias a los distintos tratamientos que se realizan en Dermolaser, este problema puede ser erradicado en pocas sesiones, sin pasar por quirófano y con la máxima eficacia.

¿Qué son las varices y por qué se forman?

Las varices son venas que se han dilatado, son venas que han soportado una presión mayor de lo normal durante un tiempo y se van transformando progresivamente: aumentan su diámetro, se elongan y se vuelven tortuosas. Estos cambios provocan que la sangre que viaja por estas venas disminuya progresivamente su velocidad en su curso hacia el corazón, y, en muchas ocasiones, llega a invertirse la dirección del mismo. En los miembros inferiores, en posición de pie es donde mayor presión soportan las venas y, es por eso, que las varices son mucho más frecuentes en estas zonas que en el resto del organismo.

Además existe un componente genético, inherente a cada paciente, que determina la elasticidad de la pared de la vena y que hace que ciertas personas sean más propensas que otras a presentar este problema.

¿Qué tipo de varices existen y cómo se tratan?

Las varices se pueden clasificar de acuerdo a su tamaño y el tratamiento debe ser específico para cada uno.

  • Las más pequeñas denominadas telangiectasias o varículas son las arañas vasculares, afectan a un 30 % de la población y generalmente no tienen síntomas. Este tipo de varices son mejor tratadas con el láser externo vascular, que emite un rayo de alta energía captado por la hemoglobina de la variz, cerrando el vaso enfermo.
  • Las varices de mediano tamaño se llaman reticulares, son varices de aproximadamente 2-4mms, localizadas por debajo de la piel por lo que muchas veces no son visibles a simple vista y deben ser buscadas con un luz especial. El tratamiento mejor de este tipo de varices es la esclerosis con espuma, la inyección dentro de la variz de una sustancia que la cierra y la seca para que desaparezca posteriormente.

Esclerosis con microespuma – Laser Nd-Yag

Varices de pequeño tamaño

Mejor tratamiento para las varices de pequeño tamaño,combina la acción del láser de Nd-yag con la de la microespuma de polidocanol que proporciona ventajas importantes frente a otros tratamientos.

Ventajas:

  • Se puede realizar en la consulta.
  • Completamente ambulatorio.
  • No necesita anestesia.
  • Mejora los resultados respecto a los métodos tradicionales.

Esclerosis con microespuma

Laser Nd-Yag

Microflebectomía

Es un procedimiento realizado con anestesia local en el cual se eliminan varices de mediano tamaño a través de microincisiones.
Para las varices que no son susceptibles de ser eliminadas con láser o espuma, la posibilidad de realizar este procedimiento sin apenas molestias es una opción excelente.
Las incisiones son menos de 1-2 mms. da de largo, lo suficiente para retirar la vena con un resultado cosméticamente aceptable. Las incisiones son tan pequeñas que a menudo no requieren puntos de sutura para cerrarlas. Un punto de papel. (Steristrip) se coloca en el sitio.
La microflebectomía es un procedimiento ambulatorio, que se puede realizar con seguridad y comodidad, posterior al cual la paciente se va andando del consultorio, después de colocarle una media de compresión.
Para resumir, microflebectomía es la eliminación permanente de las varices de mediano tamaño a través de pequeñas incisiones.
El procedimiento también ayuda a eliminar el dolor y mejora el aspecto estético. Las venas se eliminan permanentemente.

Clarivein – Laser ¡Novedad!

Varices gruesas / internas sin cirugía, endovascular

Las varices de gran tamaño, mayores de 8 mm, son varices generalmente sintomáticas (pesadez, dolor, hinchazón, cambios de coloración en la piel, etc.), que son visibles a simple vista como cordones gruesos por debajo de la piel. Estas varices se relacionan generalmente con problemas valvulares de las venas y son mejor tratadas con cirugía, ya que permite quitar las varices ya formadas y cerrar las válvulas defectuosas resolviendo el problema desde la raíz y evitando la reaparición de nuevas varices con el tiempo. El mejor tipo de cirugía para estos casos es la cirugía con radiofrecuencia, con láser endoluminal o Clarivein, que va por dentro de la variz enferma, cerrándola desde adentro con mínimas incisiones y molestia para el paciente.

Técnica Clarivein

Antes y después

Definitivamente sí. Si se deja evolucionar una variz ya formada el crecimiento va a ser exponencial, ya que las ramificaciones de esta variz, por efecto de la presión alta mantenida, se van a dilatar y se van a convertir en nuevas varices, complicando el tratamiento al hacerlo más largo en tiempo y en superficie a tratar.
Si el fallo venoso es suficientemente mantenido en el tiempo y son varices con fallo valvular, la dilatación mantenida y creciente de las venas enfermas van a lesionar válvulas que originalmente no tenían problemas y, pueden aparecer signos de insuficiencia venosa como el edema (hinchazón) en zonas declives y los cambios de coloración en la piel ,la cual se torna ocre por el depósito de hemoglobina, secundario a la rotura de las pequeñas venas, en los casos más severos se originan úlceras venosas, que son heridas abiertas en la piel, generalmente por encima del tobillo ocasionadas por una falta de oxigenación en la piel por la presión venosa muy alta sostenida en la zona. Sin embargo aún estos casos graves pueden tener solución cerrando las válvulas que no funcionan por métodos quirúrgicos y resolviendo el problema desde el origen y en forma definitiva.
Esta es una pregunta frecuente que surge al no comprender completamente la enfermedad. Lo que el tratamiento cierra no son las venas, son la varices, venas que están ya enfermas y que no están haciendo su trabajo, la sangre que llevan no tiene la dirección que debe tener, hacia el corazón, sino que ha invertido el flujo y se dirige hacia los pies. Por lo tanto cerramos las venas que no solo no funcionan bien, sino que en muchos casos sobrecargan (y en el tiempo pueden estropear) venas que si están haciendo su labor.
  • Hacer ejercicio en forma regular.
  • Perder peso si tiene en exceso.
  • Evitar estar mucho tiempo de pie o sentado sin dar unos pasos.
  • Evitar ambientes a altas temperaturas
  • Elevar las piernas al mediodía (encima del nivel del corazón) durante media hora.
  • Uso de medias elásticas compresivas.
  • Duchas con alternancia agua caliente-fría